Mis otros intereses y colaboraciones: el placer es mío


Desde el año 2014 mantengo mi propio blog, titulado “El placer es mío, que actualizo con frecuencia, y en el que escribo fundamentalmente sobre comunicación, que es no sólo mi dedicación profesional, sino el gran placer de mi vida. Desde su nacimiento, el blog acumula decenas de miles de visitas. Estos son los diez post que resumen mi visión sobre la comunicación corporativa y el ejercicio de la consultoría:

La comunicación es como el amor

Decálogo sobre el relato corporativo

No busques clientes

Diez cosas que un consultor de comunicación debería aprender antes de los 35

Los 23 pecados capitales de la Comunicación Interna

Las RRPP no hacen chantaje publicitario

Lo que no es un asesor de comunicación

Trece razones para amar la consultoría de comunicación

Menos lobby, Caperucita

Quince conclusiones sobre la comunicación de los colegios profesionales

Junto a la comunicación, el blog trata de otros placeres de mi vida: la escritura, los viajes, la familia y los amigos. Estos son mis cinco post favoritos de temática variada:

Pero no me importa

Sonríe

Qué es un periódico

Estaba ahí

Educación y Comunicación

Interesado igualmente por la educación (cómo no, si tengo dos hijos), desde el año 2012 soy patrono de la Fundación Goñi y Rey, promovida por el Colegio de San Francisco de Paula, del que fui (orgulloso) antiguo alumno. Allí aporto mi experiencia y mis conocimientos para hacer realidad los fines de esta fundación: contribuir a la mejora del sistema educativo andaluz y realizar aportaciones de interés al progreso pedagógico y al uso de las TICs para la enseñanza.

Finalmente, me interesan las emociones y creo firmemente son las emociones las que mueven nuestra vida, las decisiones de compra y el mundo. Por ello desde 2010 colaboro con La Universidad Emocional, un proyecto experimental liderado por el pintor y museógrafo Paco Pérez Valencia que investiga nuevas formas de abordar los retos de la gestión empresarial basadas en las emociones y en la creatividad.